Bibliotecas Personales

José Luis Martínez

... Ver

Antonio Castro Leal

... Ver

Jaime García Terrés

... Ver

Alí Chumacero

... Ver

Carlos Monsiváis

... Ver

Una biblioteca personal es el mapa de la construcción del pensamiento y la trayectoria intelectual de su propietario, quien es a su vez una especie de curador de sus pasiones e intereses.

De manera inexplicable, México (un país con gran abolengo editorial) no contaba con una política de Estado para adquirir y preservar las bibliotecas de sus grandes intelectuales.

Es a la muerte de don José Luis Martínez, uno de los grandes hombres de letras y un enorme bibliófilo, que la Presidencia de la República, decidió iniciar la tradición de resguardar y preservar grandes bibliotecas personales de notables hombres de letras del siglo XX mexicano, y conocer la génesis de la construcción de su pensamiento, así como auspiciar el diálogo entre generaciones a través de la lectura. Para ello, ordenó al entonces Conaculta la adquisición de la extraordinaria biblioteca personal del maestro Martínez.

A esa biblioteca se sumó la adquisición de las de Antonio Castro Leal, Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis que, en su conjunto, forman la memoria bibliográfica y hemerográfica de las letras mexicanas y españolas del siglo XX.

José Ortega y Gasset afirmó que una biblioteca es un proyecto personal de lectura; La Ciudadela, la Ciudad de los Libros y de la Imagen es el proyecto de lectura para toda una nación; es preservar el pasado y conectarlo con el futuro, es continuar el sueño de José Vasconcelos de establecer un faro de conocimiento en el proceso civilizatorio y cultural de México.