Proyecto y Obra Artística
Jaime García Terrés
Proyecto Arquitectónico:

Arquitectos: Jose Castillo y Saidee Springall / Arquitectura 911 sc

Se localiza en una de las crujías del patio norponiente del edificio. El espacio tiene un área aproximada de 170 m2 y 6.30 metros de altura. La intervención oscila entre la idea de una biblioteca inclusiva y totalizadora, suya imagen son los propios libros, y otras de carácter más íntimo y personal, con énfasis en el espacio. Se pensó en el proyecto como una serie de objetos piezas que por su escala, peso y presencia, establecieran un diálogo con los libros y con el edificio histórico. El proyecto se desarrolla como una charola que ocupa la parte central de la crujía y sobre la cual se desplantan todos los elementos. La biblioteca cuenta con aproximadamente 450 metros lineales de repisa para los más de 18 mil volúmenes. Los libreros laterales están montados en los lambrines de madera y se organizan sus repisas con distancias verticales variables. En la parte posterior de los libreros un espacio se ilumina de manera indirecta desde la parte trasera, otorgando a los libros una percepción de independencia. En el espacio central se organizan libreros bajos, vitrinas, sillones y mesas para lectura. En el extremo poniente de la crujía se desplanta un cubo que permite otro tipo de lectura más íntima, con una reproducción de la mesa en la que trabajaba García Terrés, así como cajones para resguardar su archivo personal. Para controlar el ingreso de la luz directa, se propone un plafón a manera de caja suspendida del techo, una especie de librero vacío que matiza la luz a través de una serie de parteluces modulados de la misma forma que el resto de los libreros. Desde este plafón se ilumina también artificialmente el espacio mediante un riel y luminarias que bañan los libreros de manera diagonal e iluminan los espacios de lectura y trabajo.




Obra Artística:

Tiempo suspendido, Perla Krauze

La pieza consta de aproximadamente 300 piedras de resina vaciada de colores, suspendidas de una retícula en el techo de la biblioteca. Son piedras que brillan y cambian con la luz, ya sea natural o artificial, de tal forma que se ven como suspendidas en el espacio y en el tiempo. Crean entre sí un espacio de nube, de constelación y un sitio etéreo. En ocasiones, el espacio estará muy saturado, otras veces menos denso. Es como una línea que por momentos se angosta y en otros se ensancha. Una línea que nos recibe y nos acompaña en el recorrido. En función de la luz y de cómo transitamos el espacio, percibimos siempre algo cambiante, que brilla, que se mueve como péndulo en un ambiente contemplativo y silencioso.



  • "Tiempo Suspendido"

    Perla Krauze

  • Jaime García Terrés

  • Jaime García Terrés

  • "Tiempo Suspendido"

    Recepción Biblioteca Personal "Jaime García Terrés"

  • "Tiempo Suspendido"

    300 piedras de resina vaciada de colores, suspendidas de una retícula en el techo

FUENTE::: La Ciudadela, la ciudad de los libros y la imagen, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes-Moleskine srl, México, 2012